Antonio Rojas

 

Originario de Durango. Realizó estudios profesionales de actuación en el Centro Universitario de Teatro de la UNAM. En 2014 terminó el diplomado de Postgrado: La Nueva cara del Maestro de Actuación. En 25 años de experiencia profesional, ha actuado en puestas en escena de estilos, géneros y tendencias artísticas diversas; desde el realismo y el Siglo de Oro español, hasta la experimentación con textos contemporáneos mexicanos y extranjeros. Es miembro del colectivo escénico Seres Comunes, A.C., y de la compañía franco-mexicana Le miroir que fume. Entre sus últimos trabajos destacan: Descomposición, escrita y dirigida por Alfonso Cárcamo; El Amante de Harold Pinter, dirección de Iona Weissberg; La Expulsión de José Ramón Enríquez, dirección de Luis de Tavira; El mayor monstruo del mundo de Calderón de la Barca, dirección de José Caballero y DF Bipolar de Ximena Escalante, dirección de Antonio Castro. Sus mayores influencias son sus mismos profesores con los que ha tenido la oportunidad de trabajar profesionalmente: Raúl Zermeño, José Caballero, Luis de Tavira y Ludwik Margules. Dirigió El Castigo sin Venganza de Lope de Vega en el año 2011 y con ella representó a México en el Festival Almagro-off, en España en 2012, obteniendo el premio Ágora. Como docente es titular de Interpretación Verbal en la ENAT desde el 2010. Ha representado a México en diversos festivales y encuentros internacionales: París, Francia; Sao Paulo, Brasil; Almagro, España; Tárrega, Cataluña; Nueva York y Séstola, Italia. En la CNTeatromx ha participado en los montajes: Proyecto Coriolano interpretando al Barón Volsco y un Ciudadano en Coriolano, en Coriolano III como Maquinista; en Zoot Suit como Sargento Smith, Oficial de la corte y un marino; en Los grandes muertos personifica a Juan José Fierro de Lugo; en Proyecto Leñero como Federico Zamora, Diácono, Monje, Camarógrafo, Obispo y Jurado; como director residente en Diez mil cosas; en Este paisaje de Elenas interpeta a Don Fernando de las siete y cinco, Julio y una Voz; en Numancia personifica a un Numantino y a un Cadáver.