Adriana Roel

 

Con más de cincuenta años como actriz, ha formado parte de la Compañía Nacional de Teatro en tres administraciones previas a la actual, con directores artísticos como Celestino Gorostiza, Héctor Azar y José Solé, respectivamente. Ha obtenido reconocimientos en varias ocasiones por parte de la Asociación Mexicana de Críticos Teatrales que le ha otorgado el premio María Teresa Montoya, como mejor actriz de teatro. Ha participado en más de cuarenta películas, entre las que se encuentran Crónica de un desayuno, Tierra y libertad y Anacruza, ésta última la hizo merecedora del premio Ariel por mejor actuación femenina. En televisión ha participado en varios programas unitarios y telenovelas. Realizó sus estudios teatrales con maestros como Seki Sano, Dimitrios Sarrás y Jacques Lecoq, con quien estudió Mímica y Expresión corporal en París, becada por el gobierno francés. Ha fungido como profesora de actuación en diferentes escuelas especializadas en el ramo. Gana el Ariel como mejor Actuación Femenina en 1979 por Anacrusa y en 2014 por No quiero dormir sola. En la actual Compañía Nacional de Teatro, de la que forma parte como actriz emérita desde 2008, ha actuado en las puestas en escena: Ser es ser visto; Ni el sol ni la muerte pueden mirarse de frente como Harmonía; Edip en Colofón como Mérope, reina de Corinto; en Natán el sabio interpretó el personaje de Daya; en Ilusiones personificó a la Primera Mujer; en Coriolano II interpreta a Volumnia; participa en las lecturas dramatizadas de Bodas de sangre y La casa de Bernarda Alba.